Amante furtivo de la pequeñez y parroquiano del gran formato.

Cultiva sus trabajos, los riega con cariño hasta que el fruto cuelga maduro despegándose del pincel.

En cada exposición, en cada obra, nos cuenta una historia que tiende la mano desde el otro lado, invitando y seduciendo.

Sus resultados son espectaculares, atrapan y convierten cualquier estancia en un museo de la mirada, en el que aprendemos la profundidad del instante.

Déjense llevar y disfruten.

Ángel Lebrós (escritor y periodista)

 

OBRA

 

¿QUÉ DICEN DE ÉL?

“Altabás nos adentra en nosotros mismos: en la velocidad de nuestras pupilas, la certeza de nuestras neuronas y la profundidad de nuestras ideas… provoca una fusión de vibrantes sensaciones, de impulsos emocionales y de catarsis en el propio espectador, aquello que tan solo lo bello y lo sincero es capaz de transmitir”. Ray A.

“Le he visto enfriar la vida sobre un lienzo y condensarla en el blanco de un ojo abrumador y subyugante”. Ángel Lebrós

“Les invito a que no dejen de visitar esta exposición En Tránsito… ilustra sin ningún género de dudas, la famosa frase de David Hockney: “No es necesario creer en lo que dice un artista, sino en lo que hace”. Amaury Suárez

“La mano del pintor condensa la profundidad de los sentimientos en la mirada. Nada se expresa con más intensidad que los ojos. La mirada enamora o hace temblar. Es un abismo. De ahí surgió el título de esta exposición, que busca los abismos de una mirada particular, Altabismos”. El periodic.com

 

 

 

Anuncios